Combate los ratones tú mismo – siete consejos

Los ratones, a pesar de sus simpáticos ojos saltones, son cualquier cosa menos inofensivos. Meten sus afilados dientes roedores en casi todo lo “roíble”. No sólo en alimentos y todo tipo de envases, sino también en cables, madera, muebles o el aislamiento de su casa. Esto se debe a que sus dientes crecen continuamente, por lo que necesitan roer mucho para mantener sus dientes afilados y cortos. También causan molestias por el olor de su orina y excrementos. Las infecciones también pueden transmitirse a los humanos a través de los excrementos de los ratones. Así que los ratones pueden propagar gérmenes. A esto hay que añadir que pueden reproducirse a una velocidad vertiginosa.
Afortunadamente, usted mismo puede tomar varias medidas para evitar y ahuyentar a los ratones. A continuación te damos algunos consejos.

CONSEJO 1: CÓMO SABER QUE HAY RATONES EN CASA

Los ratones no suelen pasar desapercibidos. La mejor prueba de que están presentes son los excrementos de ratón. Miden medio centímetro, son de color oscuro y tienen forma puntiaguda y alargada. A veces se puede percibir el olor acre de la orina.
Otra pista son los envases de comida rotos. A los ratones también les gusta anidar en el material aislante. Si oye crujidos en el techo o en la pared, es probable que tenga una mascota dentro.

TIP 2: CIÉRRELOS

Los ratones sólo necesitan un agujero de medio centímetro de ancho para entrar. Revisa críticamente el exterior de tu casa y sella grietas y juntas, por ejemplo con un tapón para ratones, pasta repelente especial o lana de acero. Puedes colocar una malla fina delante de las aberturas de ventilación. También debes sellar los agujeros y grietas en el interior. No olvides tampoco el cobertizo y el garaje.

TIP 3: ALMACENE BIEN LOS ALIMENTOS

Los ratones gravitan hacia la comida. La cocina y la despensa son, por tanto, sus favoritas.
Asegúrate de no dejar comida tirada. Guárdalo todo en recipientes herméticos o latas de plástico duro o metal.
¿Tienes un animal de compañía, como un perro? Guarda también la comida del perro en un recipiente que se pueda cerrar y no dejes las croquetas diarias en el suelo día y noche.
Aspira el suelo con regularidad.

TIP 4: RATONES

Los ratones se pueden ahuyentar con pimienta. Espolvorea abundante pimienta en los lugares que los ratones han conseguido roer. También puede ser un punto entre el suelo o el techo.

TIP 5: CATTIG MEDIO

Aparte de espolvorear pimienta, también puedes disuadir a los ratones colocando pelo de gato por donde entran los ratones. Mejor aún es tener un gato aunque eso no garantiza que no entren ratones. Para ello, consulte el consejo 2.

TIP 6: COLOCAR TRAMPAS PARA RATONES

A la hora de colocar una ratonera, puedes elegir si quieres atrapar al ratón vivo o muerto. Las llamadas trampas de bofetada y estrujamiento matarán al ratón al instante, mientras que las trampas de inclinación o de jaula atraparán al ratón vivo. Puedes soltar un ratón vivo en el exterior, preferiblemente a una distancia mínima de 100 metros. A los ratones no les gusta cruzar el territorio de otros congéneres.
Utiliza chocolate, avena o mantequilla de cacahuete como cebo y, preferiblemente, coloca varias trampas.

TIP 7: UTILICE VENENO PARA RATONES, PERO SÓLO COMO ÚLTIMO RESCATE

Cuando todos los consejos y medidas anteriores no hayan servido de nada, puedes utilizar veneno para ratones como último recurso. El veneno para ratones es tóxico, perjudicial para los animales y nocivo para el medio ambiente y la salud. Para evitar que otros animales lo ingieran accidentalmente, sólo debe utilizarse en interiores.
Coloque el veneno para ratones en los lugares a los que acuden los ratones, pero en ningún caso donde acudan animales domésticos o niños. Compruebe a diario que el cebo no esté enmohecido y rellénelo si es necesario.
Cuando el veneno haya hecho su efecto y encuentres un ratón muerto, envuélvelo en plástico y tira el cadáver a un contenedor con cierre. De este modo, otros animales, por ejemplo aves rapaces o tu propio gato, no tendrán la oportunidad de comerse un ratón envenenado.

Hopper
Author: Hopper